«Volver a artículos

AKASHA - EL CAMPO DE IN-FORMACIÓN
El nuevo paradigma científico según Ervin Laszlo.

Por Giselle Charbonnier


“No podemos resolver un problema con el mismo tipo de pensamiento que generó ese problema”

Albert Einstein

Ervin Laszlo* es el creador de una revolucionaria teoría unificadora de las ciencias y del pensamiento de oriente y occidente; una teoría que sienta una sólida base para el nuevo paradigma científico dando cabida a una cantidad creciente de fenómenos para los cuales las teorías científicas establecidas no tienen explicación. La teoría se basa en la existencia de un campo conector de toda la realidad cuyo sustrato es información. A este campo le ha denominado campo de información o campo akáshico.(1)

Anteriormente se discutía si la sustancia básica del universo era energía o materia (o ambas). Ervin Laszlo postula que la sustancia fundamental inherente a toda la existencia es información. Esta teoría aparece por primera vez al público general en el año 2004, en su libro titulado El Universo In-formado: Una Teoría Integral Del Todo (originalmente titulado: Science and the Akashic Field: An Integral Theory of Everything).

El concepto de campo es la base de toda la física moderna. Un campo es un sustrato conector que se extiende en el espacio. Los cuerpos que, no compartiendo las mismas coordenadas espaciales, exhiben algún tipo de comportamiento coherente entre sí, están conectados por un campo subyacente. Un campo no es observable en sí mismo pero puede ser deducido por sus efectos. De ésta manera, a lo largo de la historia de la ciencia se fueron haciendo evidentes el campo gravitatorio; el campo electromagnético, etc.

Día a día observaciones y experimentos científicos constatan nuevas conexiones y sincronicidades entre todo tipo de fenómenos no aparentemente conectados entre sí y no explicables por la acción de ninguno de los campos hasta hoy reconocidos. Éste efecto denominado coherencia no-local es el principal escollo con el que se encuentra la ciencia hoy en día. Ervin Laszlo responde con la formulación de la existencia de un campo base, omnipresente que informa toda la existencia, al cual denomina campo de in-formación. Esto no es, en realidad, una teoría nueva. Existe como concepto en todas las tradiciones espirituales y en las ciencias védicas(2) se denomina “Akasha”. Por éste motivo Laszlo también ha llamado “Akáshico” a éste “nuevo” campo.

La in-formación de la cual estamos hablando es más que datos; es la conexión sutil, instantánea, no evanescente y no energética entre seres, cosas y sucesos que se hallan o que ocurren en diferentes coordenadas espaciales y temporales.

La in-formación antecede a toda creación. El campo de in-formación es la fuente original de todo y además la memoria constante y permanente del universo; es lo que establece los parámetros del universo en sus orígenes y luego gobierna la evolución de sus elementos básicos hacia sistemas complejos. Contiene el registro de todo lo que ha sucedido alguna vez en el cosmos y su relación con lo que está por venir.

EL “INEXPLICABLE” FENOMENO DE LA COHERENCIA

Las últimas investigaciones científicas de diversos campos evidencian fenómenos que no son explicables según el paradigma científico actual. Lo más llamativo de estos fenómenos es la presencia de una forma de coherencia casi instantánea: día a día se descubren nuevas conexiones y sincronicidades entre todo tipo de fenómenos.

LA COHERENCIA EN EL MUNDO CUÁNTICO:

Ya a comienzos del siglo veinte se vio en diferentes experimentos científicos que las partículas de materia (quantos) no se comportaban como sólidos convencionales. Las mismas tenían una naturaleza dual consistente en propiedades similares a las ondas y a las partículas y una misteriosa interconexión conocida como “no localidad”: en sucesivos experimentos se demostró repetidamente que partículas que alguna vez han ocupado el mismo estado cuántico permanecen relacionadas permanentemente e independientemente del lugar donde se encuentren. Esto produce un efecto de coherencia de comportamiento, o comportamiento predecible entre partículas que están o han estado vinculadas entre sí. “El enlace entre partículas cuánticas indica que existe una sutil y efectiva trasmisión de información a través de todo el mundo cuántico.”(3)

Estos fenómenos de coherencia no local originalmente observados en el campo de la física cuántica reciben cada vez más confirmación en otros campos: cosmológico, ciencias biológicas e investigación de la conciencia.

COHERENCIA EN EL UNIVERSO:

“La cosmología está en turbulencia. Cuanto más a fondo los nuevos instrumentos de alta potencia exploran los confines del universo, más misterios son descubiertos. En su mayoría estos misterios tienen un elemento en común: exhiben una asombrosa coherencia a través de los alcances del espacio y del tiempo.”(4) Los parámetros físicos del universo están sorprendentemente relacionados entre sí; las galaxias y estructuras multigalácticas evolucionan de manera uniforme en todas direcciones. Los parámetros fundamentales del universo tienen exactamente el valor que permite la aparición de estructuras complejas. Pero aún las sorprendentemente precisas y ajustadas leyes y constantes no explicarían la evolución del universo. “Un universo como el nuestro -con galaxias y estrellas, y vida… difícilmente pudo haber aparecido por mera casualidad. Según los cálculos de Roger Penrose, las probabilidades serían del orden de 1010 – 123. Éste es un número inconcebiblemente grande, indicando una improbabilidad de dimensiones astronómicas. … El hecho de que exista algo (es decir, alguna “cosa” definida y observable) en vez de (casi) “nada” no se debe a la mera casualidad… se debe a la presencia de un tipo activo y efectivo de in-formación en la naturaleza.” (5)

COHERENCIA EN EL MUNDO VIVO:

Biología cuántica: En experimentos de última generación se ha observado que los organismos vivos son extraordinariamente coherentes: todas sus partes están multidimensionalmente, dinámicamente y casi instantáneamente conectadas con todo el resto. Lo que sucede en una célula u órgano también sucede de algún modo en el resto del organismo. Es decir que existe una transmisión de información de carácter casi instantáneo, lo cual “sugiere una genuina comunión entre partículas y átomos aparentemente separados pero en realidad profundamente enlazados”(6).

Teoría evolutiva Post Darwinista: Los últimos hallazgos científicos en el estudio de la evolución de organismos complejos requieren nuevas explicaciones: las mutaciones genéticas son “demasiado” exitosas en la naturaleza como para ser consideradas azarosas. Éste éxito sólo se explica por la interconexión o indivisibilidad entre el organismo y su medio. Gracias a ésta “comunión cuántica” se produce un intercambio de información que guía las mutaciones genéticas para una mejor adaptación de la especie a su medio.(7)

LA CONCIENCIA COHERENTE:

Evidencia científica relacionada con los alcances de la conciencia demuestra la existencia de conexiones del tipo no local no explicables según el paradigma científico actual. Las mismas se pueden dividir en tres áreas principales: transpersonal, transcultural y telesomáticas.

Conexiones transpersonales:

Evidencia antropológica: Este tipo de conexión dentro de los llamados pueblos primitivos está ampliamente documentada. Existe enorme cantidad de relatos, demostraciones y evidencia de la capacidad de chamanes y hombres de medicina de inducir estados telepáticos.(8)
Evidencia experimental: Se ha demostrado en gran número de laboratorios de sicología y parapsicología que la mayoría de las personas es capaz de recibir imágenes, intuiciones y sentimientos que les son enviados por otras personas.(9)

Conexiones transculturales:

Evidencia arqueológica: Comparando monumentos y objetos de gran variedad de culturas que evolucionaron independientemente en diferentes lugares y épocas se puede ver entre ellos similitudes sorprendentes en sus formas básicas y diseños. El hecho de que la mayoría de estos pueblos no hayan tenido formas de contacto convencionales entre sí testifica que existieron conexiones de nivel transpersonal entre culturas enteras. (10)

Conexiones telesomáticas:

“La mente de una persona parece ser capaz de actuar en el cerebro y el cuerpo de otra persona. Esta facultad, conocida en los pueblos tradicionales, es verificada hoy en experimentos controlados y forma la base de una nueva rama de la medicina conocida como medicina telesomática o no local”.(11)
También forma parte de la sabiduría popular y se ha comprobado experimentalmente la capacidad de la mente humana de actuar sobre otras formas de vida, por ejemplo sobre plantas.(12)

Es claro que la coherencia no local tiene importantes implicancias. Señala que no hay solamente materia y energía en el universo, pero también un elemento más sutil y sin embargo real: un elemento que conecta y que produce las casi instantáneas formas de coherencia observadas.(13)

EL SER HUMANO COHERENTE

Esta visión explica que la evolución es un proceso informado y no azaroso. Esto implica la posibilidad de comprender y asumir una responsabilidad consciente en nuestro propio proceso evolutivo. La importancia de pasar de una visión del mundo fragmentada a una visión donde todo -átomos, galaxias, organismos y mentes- está vinculado entre si tiene vastas implicaciones para la evolución y supervivencia de nuestra especie.

Esta nueva visión de la realidad nos presenta, por un lado las puertas para nuevas dimensiones de posibilidades y por otro lado nos muestra el campo mayor de nuestras responsabilidades.

Como nuevas posibilidades el reconocimiento de éste campo de in-formación subyacente implica la posibilidad de acceder a todo tipo de información independientemente del tiempo y del espacio.

Como responsabilidad, éste nuevo conocimiento nos obliga a ampliar nuestro campo de sensibilidad y despertar, o abrir los ojos a una realidad interconectada, donde cada cosa y cada acto tiene, para bien y para mal, repercusiones insondables en el resto de la existencia. En las filosofías orientales es común el ejemplo de las ondas que hace una piedra al caer al agua, del mismo modo nuestras acciones tienen repercusiones que se extienden indefinidamente en el tiempo y el espacio. Según ésta imagen, el agua estaría representando el medio por el cual se trasmiten las ondas. Según la teoría de Laszlo, el campo de in-formación es el medio, por el cual se trasmiten las repercusiones de nuestras acciones y por el cual recibimos permanentemente repercusiones de todo el movimiento cósmico.



*ERVIN LASZLO

Es líder internacional en Teoría de Sistemas. Es autor de 83 libros traducidos a 23 idiomas. Ha sido nominado dos veces para el Premio Nobel. Es editor del periódico internacional “World Futures: The Journal of General Evolution” y rector de la Global Shift University. Es fundador y presidente del International Think Tank; el Club de Budapest y el General Evolution Research Group. Vive en Italia.




1.- Akasha (or Akash, Aakaashá, Ākāśa, आकाश) - Es una palabra del idioma sánscrito que significa “éter”. Es la fuente primigenia, eterna y omnipresente de toda energía, la que crea y nutre los otros cuatro elementos: Fuego, Tierra, Aire y Agua. Akasha no está limitado a las tres dimensiones, sino que está compuesto de infinitas dimensiones, abarcando toda posibilidad de movimiento material y espiritual.
En hinduismo y budismo Akasha significa la base y esencia de todas las cosas en el mundo material; el elemento más pequeño que tiene la propiedad específica del sonido.
Esta visión de un elemento cuya característica fundamental es el sonido como origen de toda creación es coincidente con otras tradiciones, por ejemplo en la tradición cristiana: “En el principio era el verbo” - Juan 1:1.

2.- Ciencias védicas - La más alta tradición de sabiduría hinduista, recogida en escrituras denominadas “Vedas”, los textos sagrados de mayor antigüedad..

3.- Laszlo, Ervin. El Universo In-formado: Una Teoría Integral Del Todo. Ed. Nowtilus, 2007, pg. 142.

4.- Id. Pg. 34.

5.- Id. Pg. 145.

6.- Id. Pg. 147.

7.- Id. Pg. 149.

8.- Id. Pg. 150.

9.- Id. Pg 151.

10.- Id. Pg. 154.

11.- Id. Pgs. 50 y 154.

12.- Id. Pg. 155.

13.- Id. Pg. 60.

«Volver a artículos